Freizeit

Tips para sobrevivir el invierno. Parte I

Winter is coming

 

Ya ha acabado el agradable el agradable verano de este año que se alargó hasta bien entrado octubre. Y por consiguiente hay que aceptar la dura realidad de que ya los días comienzan a ser más fríos (y más oscuros y más cortos). Para los que crecimos en un clima tropical, donde hay sol casi todo el año o al menos temperaturas que te permiten ir por la calle con solo una capa de ropa, el invierno, a pesar de la belleza y la magia al ver una nevada, puede llegar a ser una calamidad. Temperaturas imposibles, ropas pesadas, resfriados, semanas donde no ves el cielo y depresión. Pensando en ello, te traemos los mejores tips para sobrellevar el invierno.

La ropa de invierno

La ropa en capas: Vamos a comenzar con lo más básico: qué vestir.  Lo más adecuado es vestir en capas, las cuales atrapan mejor el calor natural del cuerpo.  Lo mejor es vestir como primera capa una prenda ceñida al cuerpo y como capa exterior una prenda resistente al viento y al agua. A medida que aumenta el frío, puede aumentar el número de capas de ropa. Cuanta menor sea el area del cuerpo que quede expuesta, más calientito se estará. Recuerda también que es más fácilcambiar la temperatura corporal que la del ambiente, sin mencionar que es mucho más ecológico, así que es mejor ponerse otra capa de ropa que aumentar la calefacción.

Protege las extremidades del frío: Los sombreros, gorros y orejeras son vitales ya que el cuerpo perderá calor por cualquier superficie que esté expuesta. Así que ponte el sombrero, incluso si estás dentro..Las bufandas o chales mantienen caliente tu garganta y pecho, además que pueden usarse para proteger la cara del viento frío.Los guantes y manoplas mantienen las manos calientes, especialmente si están forradas.
Para evitar los pies fríos, hay botas impermeables forradas incluso clasificadas según la temperatura, así como calcetines y plantillas especiales de invierno. También puedes optar por calzado con suela antideslizante para ayudarte a mantenerte erguido sobre pavimento helado.

Cuidar tu salud física y mental en invierno

Mantente bien hidratado y bien alimentado, lávate las manos con frecuencia. Prevenga infecciones graves con una vacuna anual contra la gripe. Cambia entre agua fría y caliente en la ducha. Es cierto que el agua calientita es super agradable y relajante, pero el agua fría mejora la circulación sanguínea además que fortalece el sistema inmunológico.

 

Prueba nuevas actividades: No hay que usar los fríos meses de invierno como excusa para quedarse en casa aplastado en el sofá. Más bien puede usarse como oportunidad para salir con la familia o los amigos a probar actividades nuevas, tal como patinar sobre hielo o dar paseos invernales en el parque. Recuerda que el ejercicio no solo ayuda al metabolismo y a controlar el peso, sino que puede ayudar a romper la tensión de estar encerrado constantemente en casa o en el trabajo

Manténgase activo en el interior: Otra alternativa es unirse a un equipo o programa de actividad física para realizar en el interior, tal como yoga, bowling, baile, fútbol sala, nadar en la piscina cubierta de tu ciudad. Lo ideal es que la actividad sea agradable y social.

Preparar la casa para los meses fríos

Reduce las corrientes de aire así como los costos de calefacción aislando los marcos de ventanas y marcos de puertas. Manten la calefacción con una temperatura agradable durante el día, dependiendo de la edad y la salud de los ocupantes. Tenga en cuenta que los bebés y los adultos mayores a menudo se enfrían fácilmente.

“Viste” las ventanas con ropa abrigada: Tu no llevas una camiseta sin mangas en los meses fríos de invierno, así que tus ventanas tampoco deberían. Reemplaza las cortinas delgadas con cortinas de lana o vellón más pesadas en el invierno. Pero asegúrese de abrirlos en días soleados para obtener calor gratis.

Ahorra dinero: También puedes ahorrar mucho dinero si le bajas y la calefacción y usas ropa más abrigada en interiores (si es calefacción eléctrica, puedes costar una barbaridad). La actividad física también genera calor corporal, así que siéntate menos y muévete más si es posible. Bájale a la calefacción por la noche, y usa pijamas y colchas para mantenerte abrigado mientras duermes.

Related Articles